Inicio > Actualidad MTS

Recomendaciones para el regreso a las oficinas

En este artículo presentamos algunas pautas generales para el regreso a las oficinas.

  1. Conceptos Generales.
  • Fases:

Con el fin de crear una cultura de cuidado dentro de la institución en la que, de manera progresiva, los trabajadores se apropien de los comportamientos preventivos frente al contagio del COVID-19, para lograr un proceso gradual de instauración de los protocolos, se propone una fase de preparación y 4 fases contiguas de apertura. Este retorno progresivo permitirá, además, realizar mediciones de cumplimiento en el tiempo y reconocer oportunidades de mejora que se puedan implementar para futuras fases.

Premisas:

  • Cualquiera de las fases se deberá interrumpir cuando las autoridades gubernamentales así lo indiquen.
  • Las medidas por fase son acumulativas y en caso de evidenciar problemas en la ejecución de una fase, se podrá ampliar su duración o volver a la fase anterior, de acuerdo a la situación.
  • La duración de cada fase dependerá de la situación y avance de la pandemia dentro del país, de las decisiones de gobierno, de la capacidad de implementar y verificar la implementación de las medidas instauradas en los protocolos, de la apropiación de la cultura de cuidado dentro de las oficinas y de la capacidad de contención de casos. Se recomienda pasar a la siguiente fase una vez se realicen evaluaciones respectivas sobre la implementación de protocolos y la adherencia de los miembros de la comunidad a las medidas de bioseguridad.
  • El eje central que determinará las fases es el riesgo, tanto individual como externo, que tiene cada uno de los empleados.

Se plantean las siguientes fases:

Fase 1: Planeación y preparación

Durante esta fase se trabaja en la producción, ajuste e implementación de los protocolos de bioseguridad de regreso a las oficinas. Se generan capacitaciones a empleados en las 5 medidas básicas de bioseguridad y se transmite la necesidad de

una cultura de bioseguridad y autocuidado en casa.

Fase 2: Adaptación

Esta fase busca generar un espacio para el proceso de adaptación, la implementación de medidas y la cultura de bioseguridad en los empleados. Se sugiere en esta fase no tener más de un 20% de ocupación de las oficinas y priorizar que asistan aquellas personas que tengan la necesidad de ir a la oficina. Se plantea una duración inicial de 15 días.

Fase 3: Apropiación

Esta fase busca tener una mayor apropiación de las medidas por parte de un bloque significativo de los trabajadores, donde se incluyen todos aquellos que no tienen riesgos individuales o externos.

Se sugiere iniciar en esta fase con aquellas personas que:

– No utilizan el transporte público

– Pueden asistir en horarios de poco flujo.

– Personas que no tienen riesgos externos, como convivir con trabajadores de la salud o con personas de alto riesgo.

Se puede llegar a un 50% de ocupación.

Fase 4: Generalización

Una vez se instaure la cultura de bioseguridad en todos los trabajadores que no tienen alto nivel de riesgo en salud, se puede pasar a una fase en la cual puedan asistir todos los trabajadores a la oficina, bajo un modelo de alternancia o turnos, de manera que no se supere un aforo mayor al 50% a la vez.

Fase 5: Normalización

Esta es la fase final, donde se incrementan los aforos y se vuelve a una normalidad en términos de aforos, manteniendo las medidas básicas de bioseguridad.

 1.2. Clusters

Un cluster es un grupo de personas que se mantiene unido durante las actividades diarias e interactúa lo mínimo posible con personas que no son parte de su mismo cluster. Su propósito principal es reducir el número de contactos estrechos de cada

persona. Esto busca contener el número potencial de casos en un brote.

Adicionalmente, limita el número de personas que se tendrían que aislar en caso de presentarse un caso positivo en la oficina.

Cada cluster debe ser de máximo 10 personas (entre más pequeño, mejor), buscando que tengan el mínimo número de personas posible, de acuerdo a las capacidades de la oficina. Los clusters no deben estar conformados con grupos de personas que tienen las mismas funciones dentro de la empresa, teniendo en cuenta que si uno de ellos se enferma, posiblemente sus contactos estrechos (quienes tendrán que ser ailsados) serán las personas de su cluster.

1.3. Modelo de alternancia

La alternancia de horarios tiene como objetivos:

– Reducir los aforos en las oficinas y sus espacios, impactando directamente sobre la posibilidad de mantener el distanciamiento físico como una de las medidas claves para la prevención.

– Tener un mayor control sobre el cumplimiento de las medidas de bioseguridad como medidas preventivas.

– Mantener las distancias entre personas, reduciendo los contactos estrechos de una persona contagiada, como medida de contención.

La alternancia se deja a libre elección de la empresa, de manera que se afecten lo menos posible las dinámicas usuales y se cumpla con las capacidades operativas de cada institución. Existen tres métodos que, si bien no muestran evidencia científica contundente, han sido planteados por diferentes paises para aumentar la seguridad de los miembros de la comunidad. Debe buscarse el modelo menos disruptivo para la misión de la institución, así como la sostenibilidad, el bienestar de los trabajadores y la confianza de la comunidad.

Alternancia por semanas:

Contempla que un grupo de empleados asiste durante una semana continua a la oficina, y realiza trabajo virtual las semanas que los demás grupos se encuentren en la oficina.

 Alternancia por días:

En este modelo se alternan los grupos o clusters que asisten presencialmente al trabajo por días de la semana.

Alternancia por horas:

En este modelo se alternan los grupos o clusters que asisten presencialmente al traba- jo por horarios o jornadas diferentes (por ejemplo, mañana o tarde).

En cualquiera de los tres modelos se debe garantizar que los clusters que asistan se mantengan en espacios diferentes durante la jornada, garantizando la distancia de dos metros diametrales entre personas y separación de clusters.

Fuente oficial: Gressa Salud para el desarrollo

COMPARTIR ARTÍCULO

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

SUBSCRÍBASE HOY A NUESTRO
NEWSLETTER